Desmanagement

Posts Tagged ‘BARCELONA

Mou y Los 300

Desde estas mismas páginas, y no hace mucho, crticamos al entrenador del Real Madrid José Mourinho, al que aquí llamaremos General Mou, por ejercitar el demanagement de las mouxcusas. Entendemos que es propio del buen gestor afrontar la realidad y buscar el sueño de mejorarla, en lugar de justificar su fracaso en lo accesorio.

Tras el primero de los cuatro clásicos que enfrentan al Real Madrid contra el Barcelona, y en medio de centenares de críticas a la gestión de Mourinho, hemos de hacer gala de objetividad y reconocer su excelente gestión, propia más de un general victorioso, seguidor de las enseñanzas de El Arte de la Guerra, libro milenario de Sun Tzu, que de un gestor huidizo que se refugia en vanas justificaciones.  

Ser objetivos es una cualidad distante del forofismo que hoy lleva a muchos de los críticos y también de los aduladores del General Mou. Nos postulamos como tales porque fuimos capaces de criticarle y hoy lo somos de ensalzarle, aunque por algo distinto, lo que no resta coherencia a nuestra objetividad. Dicho forofismo, en su vertiente crítica, dice del General tras la batalla de la liga, primera de las cuatro grandes gestas que definirán la supremacía de un ejército sobre el otro:

  • Que pareció asumir la mayor capacidad del enemigo tras la batalla anterior en que fue derrotado sin paliativos por éste, algo calificado (y no por cualquiera) de traición a la Historia del Real Madrid. Escuchemos al maestro Sun Tzu:

Se debe aceptar cualquier circunstancia a favor de nuestro ejército y poder manipular al enemigo, engañándolo y teniéndolo siempre confundido; si se está cerca, hacerle creer que se está lejos; al ser fuerte, parecer indefenso cuando somos más fuertes que él, para hacer que el enemigo se vuelva arrogante y pierda la batalla. (El Arte de la Guerra, capítulo 1)

  • Que no plantó cara al enemigo con sus mismas armas como hiciera en su anterior derrota, en el territorio hostil de éste, y a fuer de no hacerlo, pretendió ganar sin  luchar, y por ello no pudo aspirar a más que la igualada.

 Luchar y vencer en todas las batallas no es excelencia suprema, la excelencia suprema es vencer al enemigo sin luchar. (El Arte de la Guerra, capítulo 2)

Con respecto al arte de la guerra, existen cinco estrategias:

  • Considerar las medidas del campo de batalla
  • Calcular los recursos materiales
  • Contar los efectivos militares
  • Equilibrio de los puntos fuertes y débiles
  • Conocer las ventajas y desventajas para poder triunfar. (El Arte de la Guerra, capítulo 4)

En terrenos encerrados, hay que recurrir a estratagemas. (El Arte de la Guerra, capítulo 8, cuarta de las nueve variaciones)

Se debe acampar en lugares altos, de frente al sol, en una ladera soleada, de este modo, tu enemigo vendrá cuesta arriba. (El Arte de la Guerra, capítulo 9)

  • Qué cambió la disposición de su ejército para defender el ataque de su enemigo, al alinear en la zona central del campo de batalla, donde se deciden las grandes gestas, a un defensa de contención no creativo, como Pepe, en una suerte estratégica de trivote (que no tridente).

“Toda hueste puede resistir el embate del enemigo y permanecer inamovible. Esto se efectúa por maniobras ortodoxas y no ortodoxas.” (El Arte de la Guerra, capítulo 5)

Se puede estar seguro de tener éxito en los ataques con sólo atacar lugares que no están defendidos. Se puede garantizar la seguridad de la defensa con sólo sostener posiciones que no puedan ser atacadas. Por eso, el general es hábil en atacar, cuando el oponente no sabe qué defender. (El Arte de la Guerra, capítulo 6)

Lo cierto es que frente al General adversario, que venía de una de sus más brillantes victorias, y que pretendió repetir la gesta usando las mismas estrategias, el General Mou aplicó la gestión, tomando decisiones (incluida la de lanzar a las tropas germanas del Capitán Özil en el tramo final), aún con un ejército en inferioridad de efectivos, que recordaba al de Los 300 espartanos en La Batalla de las Termópilas,  que permitieron elevar la moral de sus tropas, pensar que son capaces de vencer, no una batalla, sino la guerra final. 

Y en el impasse aún restan dos de estas tres Guerras Púnicas: la Segunda, que vencida por los romanos en inferioridad, dio origen al término Mare Nostrum para referirse éstos al Mediterráneo, que bañará hoy el campo de Mestalla en la Guerra por la Copa, y la sangrienta guerra final en dos cruentas batallas por la Champions. Es entonces cuando habrá que juzgar a los generales y extraer oportunas lecciones de gestión empresarial, escritas hace milenios.

Por Paco Álvarez (@falvarezcano), socio del Atlético de Madrid.

Había una vez un buen profesional hablando con su jefe tras la entrega en tiempo y forma de un proyecto importante para la compañía.

  • JEFE: ¿Cómo lo habéis hecho? Si era imposible
  • CRACK: Es que no sabíamos que era imposible.

Tras muchas dudas y ciertas reflxiones, ahora que acaban de disputar el primero de los cuatro Clásicos que dirimen todo y mientras espera la ansiedad, quería contaros otro cuento. Lee el resto de esta entrada »


Escribe tu dirección de correo electrónico para suscribirte a este blog, y recibir notificaciones de nuevos mensajes por correo.

Únete a otros 4.050 seguidores