Desmanagement

La destitución de Pedro J. Ramírez como director del diario El Mundo se puede entender de cuatro formas:

  1. Como resultado de presiones políticas a los editores (Unidad Editorial) motivadas por la línea editorial reciente del periódico que dirigía, particularmente en lo relativo al “Caso Bárcenas” (que afecta al PP nacional, partido político que sustenta al Gobierno de España), al “Caso Ignacio González” (que afecta al partido político que sustenta al Gobierno de Madrid) y a la imputación de la Infanta en el “Caso Urdangarín” (que afecta a la Casa Real).
  2. Como resultado de la caída de ventas de la edición de El Mundo en papel.
  3. Como resultado del fracaso de la estrategia digital de Orbyt, empeño personal del director de El Mundo para adaptarse a la caída de ventas en papel.
  4. Como resultado de su oposición a una operación corporativa que llevara a la fusión de El Mundo con otra cabecera nacional (presumiblemente la Razón o el ABC). Operación que, en cualquier caso, sería una estrategia de los editores para adaptarse a la caída de ventas en papel.

Bien podría ser una mezcla de varias de las anteriores. La versión del entorno del ya exdirector de El Mundo y su discurso de despedida apunta exclusivamente a la primera opción. Bien pudiera haber coadyuvado lo publicado en su caída en desgracia:

  • Éstos son los datos de julio de 2013 (vía AEDE), tras las exclusivas sobre Bárcenas a cargo de El Mundo: Cae un 13% interanual, cuatro puntos más que El País, y cinco menos que ABC:

  • El digital prnoticias lo tenía claro ya en agosto del pasado año: el caso Bárcenas causó directamente un mayor volumen de devoluciones del diario en los kioskos. Esto, aunque se deba directamente a lo publicado, es más achacable al abandono por parte de una base de lectores de corte conservador que a presiones gubernamentales.
  • El marzo y en septiembre, el propio diario publicaba denuncias de la Aeepp y el PSOE respecto al reparto discrecional (no correlativo a tiradas o difusiones) de la publicidad institucional, cosa que sí podría achacarse a represalias directas por la línea editorial. Un ejemplo claro cuenta con datos del propio Gobierno a demanda del PSOE respecto a la campaña “Hay salida” no son proporcionales a la tirada, ni la difusión, y “castigan” a El Mundo, El País, La Vanguardia o 20 minutos, primando a la Razón: La inversión concreta que hizo el Ejecutivo en esta campaña fue: La Razón, 73.103 euros; ABC, 57.351; EL MUNDO, 53.578; La Gaceta, 36.543; El País, 33.889; El Periódico, 22.361 y La Vanguardia, 18.179 euros.

Dando por hecho que, tras publicar los papeles de Bárcenas, no cabía esperar ayudas del Gobierno, ya que el caso perjudicaba la reputación del partido que lo sustenta, un periódico no existe (o no debería existir) por las ayudas del Gobierno, sino por el respaldo de sus lectores. Ésa es. al menos, la lectura liberal de la economía, ideología que El Mundo ha defendido a capa y espada bajo la dirección editorial de Pedro J.

En cualquier caso, es la lectura número 2 (la 3 y la 4, aún ciertas, apuntan a reacciones ante la caída de ventas), la que parece definitiva: caen las ventas, Orbyt no consigue remontar esa caída, surge la fusión como salida, Pedro J. se niega, el Gobierno no ayuda con publicidad institucional, y Pedro J. sale. Siendo todas ellas ciertas, apuntarían a un desmanagement: el director no ha conseguido un proyecto rentable, luego el Consejo de Administración le destituye. Ahora cabe esperar, cuenta @vectart, un acuerdo con Planeta (Editora de la Razón, Antena 3 o Playboy, entre otras) para la fusión El Mundo-la Razón, y una próxima aventura editorial de Pedro J (¿El Universal?) con el respaldo de los casi 20 millones de indemnización que recibirá y donde esperemos repita sus aciertos del pasado y no sus errores.

 

Anuncios

Ante todo, para leer este post, es precisa una de las cualidades del manager (por extensión, su ausencia supone uno de los principales vicios del desmanager); la empatía. En un caso como el del ex tesorero del Partido Popular, resulta inevitable (y razonable) el prejuicio (otro de los principales vicios del desmanager). Pero ahora vamos a JUGAR. Y en el juego, el prejuicio penaliza. Y la empatía combate el prejuicio. Así que vamos a prepararnos para ponernos en el lugar del otro, sea el otro el que sea. Seas de izquierdas, de derechas, mediopensionista, estés asqueado, harto o divertido con el caso Bárcenas, para jugar a esto hay que borrar la traza y tirar los dados. Lee el resto de esta entrada »

liderazgo

En uno de artículos clásicos de Daniel Goleman, el gurú autor del concepto de inteligencia emocional, titulado “Leadership That Gets Results” (Liderazgo que obtiene resultados), publicado en Harvard Business Review y reproducido en Intermanager y en infinidad de blogs como Autodesarrollate o ecob, comparte los resultados de una investigación acerca de los líderes e identifica seis estilos de management, que ahora se revisitan con una infografía que puedes ver a la izquierda. Éste es ael artículo traducido: Lee el resto de esta entrada »

ID-100162797

El único recurso realmente valioso del que dispone una empresa es el humano, todo lo demás son herramientas para conseguir el fin legítimo de alcanzar beneficios. Los desmanagers esto lo desconocen o lo desprecian, reduciendo a las personas a mera mercancía para alcanzar su propio beneficio.

Lee el resto de esta entrada »

Durante este año no hemos escrito ni una sola entrada en este blog, los acontecimientos han sido tan nefastos en cuanto a la gestión de la crisis económica, que hemos preferido que hablaran por si solos. Aún así nos gustaría, para seguir con la tradición, dar los premios al desmanagement a los dos colectivos que se lo han ganado a pulso: los políticos españoles y los banqueros.
Por el contrario el premio al manager del año se lo damos al Cholo Simeone, el argentino se hizo con las riendas de un atleti en coma hace un año y, con su tesón, fe, carácter y empuje, ha convertido a los rojiblancos en campeones de Europa League y de la Supercopa de Europa con una brillante y apabullante victoria sobre el todopoderoso Chelsea.
Esperamos que 2013 sea un año mejor para todos y que tengamos tiempo para escribir alguna entrada, si es posible con alguna buena noticia, mientras tanto mis mejores deseos a todos nuestros lectores, amigos y managers (que haberlos haylos). Para los desmanagers, paro y su merecido.

Post de Javier López Recio para el Desmanagement

Pasado el ecuador de la tan temida cuesta de enero , la mayoría de los mortales ya se han olvidado de las listas de propósitos que se hacen tradicionalmente al arrancar un nuevo año. De hecho, tres semanas habrán sido más que suficientes para caer en la cuenta de que como buenos humanos, no hay día en que alguna de nuestras mejores voluntades se haya convertido, irremediablemente, en un mayor o menor despropósito.

Tampoco escapan a esta realidad quienes se esfuerzan en desarrollar día a día eso que se ha venido en llamar el management, entre nosotros, la gestión, sea de recursos materiales o inmateriales, euros, y sobre todo, personas. Porque no nos engañemos, estemos en el año 0 de nuestra era, o en el 2012, lo más difícil de gestionar y dónde mayores despropósitos se cometen a diario es en la gestión de recursos humanos.

Por eso, lejos de recomendar lo que deben hacer este año en pro de la excelencia en la gestión de personas, hemos preferido animarles directamente a colmarse de desaciertos. Aunque parezca lo contrario, los principios del desmanagement son casi tan difíciles de cumplir como las claves de una buena dirección, por tanto, si a finales de este año puede afirmar haberlos seguido, estará sobradamente preparado para hacer todo lo contrario. Lee el resto de esta entrada »

Hace poco leí esta genial frase anónima en un libro:

“La mitad de la humanidad se pregunta para qué sirve su inteligencia en un trabajo en el que solo se aprecia su esfuerzo. La otra mitad se pregunta para qué diablos dedica sus esfuerzos a un trabajo en el que ni siquiera hace falta su inteligencia

Simplemente, genial.

Escribe tu dirección de correo electrónico para suscribirte a este blog, y recibir notificaciones de nuevos mensajes por correo.

Únete a otros 4.050 seguidores