Desmanagement

Archive for the ‘LIBROS RECOMENDADOS’ Category

Portada de “El juego del Ángel”.

Ya en mi particular decálogo sobre el desamanagement advertí del peligro de mezclar la amistad en el mundo de los negocios. Si malo es apelar a la amistad, desconfía aún más de aquel que te venga en las relaciones profesionales, especialmente comerciales, adulando. Este verano leyendo la novela de Ruiz Zafón “El juego del ángel” descubrí un dialogo que me gustó especialmente porque explica perfectamente el peligro de aquellos que se dedican a adular cuando existe una relación comercial o un interés económico entre medias. Para los que no habéis leído la obra del escritor español conviene aclarar que David Martín es el protagonista de la obra y un escritor a sueldo contratado por el enigmático editor Andreas Corelli.

David Martín: – Me halaga.

Andreas Corelli: – Mejor aún, le pago. Y muy bien, que es el único halago verdadero en este mundo meretriz. No acepte usted nunca condecoraciones que no vengan impresas al dorso de un cheque. Sólo benefician al que las concede.

Moraleja: desconfía del cliente o el jefe que te pague con palmaditas en la espalda, especialmente del cliente, la mejor forma de agradecer un trabajo o servicio prestado es pagándolo bien y, a ser posible, pronto. 

Anuncios

 

RESEÑA DEL EDITOR:

Intenta proponerle la postura del elefante a tu jefe. O mejor, adopta la postura de la cucaracha decapitada y verás cómo tu posición en la empresa crece exponencialmente. Y es que el Kamasutra es mucho más que un manual de las artes amatorias. De él se pueden extraer las indicaciones y consejos necesarios para progresar en la empresa. O al menos para divertirte intentándolo. La Biblia, Sun Tzu, deportes, películas… De cualquier lugar extrae la literatura empresarial enseñanzas. Este libro aporta con humor e ironía un compendio de técnicas infalibles para salir airoso de marrones, crisis y responsabilidades de cualquier índole. Y todo ello de la mano de Rafael Galán y Fernando Montero, dos autores capaces de convertir en gurú del Management al mismísimo Homer Simpson.

Editorial Gestión 2000.

facb2gm2

Si bien este post está encuadrado dentro de la sección de humor, la cantidad y (mala) calidad de los desmanagers que gestionaron la pre-guerra, la guerra y, si me apuran, la pos-guerra mundial convierte al periodo en un sindios del desmanagement. Un texto excelente sobre el más lamentable de los desmanagers, Adolf Hitler, encarnador en sí mismo del peor defecto de un gestor, la incapacidad de delegar, es “Hitler y sus generales“, de Heiber, Helmut y David M. Glantz. El seguimiento a partir de las conferencias militares de lo que fue la Operación Barbarroja podría, como escuchaba el otro día a Javier Fernández Aguado en una charla, ser un estupendo libro de cómo gestionar mal cualquier empresa. Demuestra además, que con un manager con sólo un puntito más de talento, el destino final del frente del Este en la guerra y, por tanto, el presente y futuro de Europa, hubiera cambiado. Así que algo cabe alabar de los nazis: su incapacidad para ponerse en manos de un gestor. Gracias al volk, estamos donde estamos y ellos, también.

Veamos, en la misma línea, un vídeo que hace la analogía Hitler-Florentino Pérez en la recreación de la crisis del Real Madrid tras la previsible pérdida de la final de la Champions en su estadio frente al Barcelona. Este segundo flash bélico-humorístico-balompédico trasluce una segunda gran característica de los desmanagers: creer que varias individualidades destacadas conforman un gran equipo en vez de hacer que el equipo brille por encima de sus piezas:

trabajar para ti no es trabajar para mi

Esta obra de la psicoterapeuta Katherine Crowley, subtitulada ‘The Ultimate Guide to Managing Your Boss’ (“Guía fundamental para soportar a  tu jefe”) es un manual que busca ayudar a los trabajadores a sobrevivir a los desmanagers, y agradecemos la pista a nuestro fiel lector Javilo (VDD).

El libro repasa caracteres desmanagementísticos como el del nunca satisfecho “desmanager crítico crónico” o el “desmanager socavador“, en el que más te vale no confiar.

La crisis hace aflorar el desmanagement, y particulares especies como el “desmanager controlador” que no sabe delegar y necesita  revisar cada decisión. La autora llama a esta forma de desmanagement “administración excesivamente escrupulosa”, y la justifica (“es muy común bajo la tensión. Están aterrorizados de cometer un error porque no quieren que pase nada que no sepan”).

También está el desmanager “que lo dice todo” (que necesita siempre que alguien lo escuche), el desmanager “ido” (al que le importa poco el trabajo) y, también común en estos tiempos duros, el desmanager  “que cambia la reglas” (aquel modifica sus ordenes y expectativas por capricho).

“En momentos de tensión, un jefe indeciso se vuelve más indeciso. Estamos viendo mucho de eso ahora”, dice Crowley, coautora también de ‘Working With You Is Killing Me’ (‘Trabajar para tí me está matando’).

Este libro diseña cuatro pasos para resolver un problema con un desmanager irritado: detectarlo, distanciarse de él, despersonalizarlo, y manejarlo. Distanciarse de él posiblemente sea lo más difícil.

portada_malditotrabajo

A través de un personaje definido por el propio autor como ” homófobo, misógino, xenófobo, machista, facha, racista, déspota, egocéntrico y un montón de cosas más”, Jordi Garrido y Pavia presenta en su libro “Maldito trabajo”, una nueva forma de Desmanagement  que el define como Power´s Management, tipo de desmanagement muy común en estas latitudes y que según el propio autor en su blog define como ” el anti-management (acoso psicológico + dirección por amenazas) a que Directivos y Gerentes someten a sus subordinados y que, en la actualidad, representa uno de los grandes retos laborales a los que se enfrenta la sociedad.”

Shazahad, el protagonista del libro, es un ejecutivo “Torrente” hecho a si mismo pero carente del mínimo respeto hacia sus compañeros y de escrupulos para alcanzar sus metas.

portada_un_accidente_afortunadoDaniel Andrino, autor del libro de gestión empresarial y liderazgo Un accidente afortunado, establece ocho estilos de liderazgo basados en la observación de las especies animales. Dejaremos para más adelante una compración paralela en el territorio del desmanagement. Ahí van las fieras:

  1. Rígido. Con un equipo serpiente, el líder establece un procedimiento eficiente y da instrucciones de obligado cumplimiento. Ofrece una presencia continua y da un trato unitario.
  2. Participativo. Este tipo de dirigente tiene una visión que supera su ámbito de trabajo. Para guiar a los cocodrilos, les comunica esa visión y logra que la misión conjunta les motive.
  3. Capacitador. Concilia los beneficios propios con los del equipo, es uno más a la hora de trabajar y demuestra más que impone. Se compromete con cada hiena que forma el equipo.
  4. Protector. Para liderar a un grupo de leopardos, el jefe exige respeto y controla la distancia pero, llegado el momento, defiende al equipo. Es un referente y su comportamiento sirve de ejemplo para los demás.
  5. Referente. El líder se convierte en el centro de un equipo de monos. Da ejemplo para que todos sepan qué hay que hacer, es el protagonista. Comprueba que el grupo alcanza los objetivos y los evalúa.
  6. Cohesionador. Para conducir a los hipopótamos, el jefe crea identidad de grupo y cambia la rutina para conseguir que el trabajo sea una tarea divertida.
  7. Orientador/Guía. El jefe de una manada de ñus potencia la innovación como herramienta para todos ellos. Presenta con entusiasmo un futuro y celebra el éxito. Además, crea sinergias y evita que haya diferencias.
  8. Mecenas. Ofrece, a un equipo de elefantes, seguridad desde la distancia y es capaz de formar y promover nuevos líderes. Controla y ayuda, pero deja que se equivoquen y corrige.

0_tx_1201082598

Aunque el libro fue editado en 2007 lo leí hace un par de meses. Tuve el placer de recibirlo como regalo del propio Leo Farache durante una reunión con él. El libro es absolutamente recomendable porque es sencillo, rebosa humanidad, y todos y cada uno de los lectores podrán sentirse identificados con  alguno, con muchos o incluso con todos los pecados, ya sea como víctimas o como pecadores.  A lo largo del libro Leo nos va desgranando cada uno de los pecados que convierten a un jefe en un desmanager. Leo no sólo nos habla de lo que no se debe hacer con ejemplos que el propio autor ha sufrido a lo largo de su brillante carrera profesional, si no que pone ejemplos de directivos que le han enseñado a él a ser mejor jefe y persona, porque si algo deja claro el libro es que la malga gestión, el desmanagement, no sólo repercute a la vida profesional de las víctimas sino que también afecta directamente a la salud y a la felicidad de las personas que lo sufren, como se indica en el subtitulo “…o cuando el jefe daña la productividad y la felicidad”. En el libro aparecen nombre falsos para los pecadores, salvo en el caso de dirigentes como Aznar.

El libro es recomendable para que lo lean tanto los que sufren las consecuencias de la mala gestión como paro los pecadores desmanagers que con suerte podrán hacer examen de conciencia e, incluso,  próposito de enmienda. Aunque ya lo dijo Cristo “quien este libre de pecado tire la primera piedra”.


Escribe tu dirección de correo electrónico para suscribirte a este blog, y recibir notificaciones de nuevos mensajes por correo.

Únete a otros 4.050 seguidores