Desmanagement

Del peligro del halago

Posted on: 9 agosto 2014

Portada de “El juego del Ángel”.

Ya en mi particular decálogo sobre el desamanagement advertí del peligro de mezclar la amistad en el mundo de los negocios. Si malo es apelar a la amistad, desconfía aún más de aquel que te venga en las relaciones profesionales, especialmente comerciales, adulando. Este verano leyendo la novela de Ruiz Zafón “El juego del ángel” descubrí un dialogo que me gustó especialmente porque explica perfectamente el peligro de aquellos que se dedican a adular cuando existe una relación comercial o un interés económico entre medias. Para los que no habéis leído la obra del escritor español conviene aclarar que David Martín es el protagonista de la obra y un escritor a sueldo contratado por el enigmático editor Andreas Corelli.

David Martín: – Me halaga.

Andreas Corelli: – Mejor aún, le pago. Y muy bien, que es el único halago verdadero en este mundo meretriz. No acepte usted nunca condecoraciones que no vengan impresas al dorso de un cheque. Sólo benefician al que las concede.

Moraleja: desconfía del cliente o el jefe que te pague con palmaditas en la espalda, especialmente del cliente, la mejor forma de agradecer un trabajo o servicio prestado es pagándolo bien y, a ser posible, pronto. 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Escribe tu dirección de correo electrónico para suscribirte a este blog, y recibir notificaciones de nuevos mensajes por correo.

Únete a otros 4.050 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: