Desmanagement

La Biblia, los test de estrés, Alemania, la nueva Babilonia y España

Posted on: 16 julio 2011

Entonces el faraón dijo a José: —En mi sueño yo estaba de pie a la orilla del Nilo.

Y he aquí que del Nilo salían siete vacas gordas de carne y de hermoso aspecto, y pacían entre los juncos.

Pero he aquí que otras siete vacas subían detrás de ellas, delgadas, de muy feo aspecto y flacas de carne. Jamás he visto otras tan feas como aquéllas en toda la tierra de Egipto.

Entonces las vacas flacas y feas devoraron a las siete primeras vacas gordas.

Estas entraron en su interior, pero no parecía que hubiesen entrado en ellas, porque su apariencia seguía siendo tan mala como al comienzo. Y me desperté.

Ayer se publicaron los test de estrés de la Autoridad Bancaria Europea (EBA), en los que se puso de manifiesto por sus trampas, que describo en Eurity, una nueva tropelía de nuestros socios y, sin embargo, adversarios en el camino de la recuperación de la crisis.

De todas las emboscadas que nos tienden cada vez que parece que los españoles podemos levantarnos (y ahora, a las puertas de un verano con turismo, y de la salida a bolsa de varios grupos de Cajas de Ahorros), me llama la atención por su vertiente bíblica la de no incluir en la nota de los test de estrés los fondos que acumulamos en época de vacas gordas.

Como Mourinho, no cabe sino preguntarse, de nuevo ¿por qué? Excluir las provisiones anticíclicas del Banco de España, por la única y exclusiva razón de que sólo se hacían en España, viene a ser como negar a Dios, cuando inspiró a José para interpretar el sueño del faraón: acumula trigo en época de vacas gordas para cuando lleguen las flacas. ¿Por qué un test de resistencia a la crisis obvia 16.000 millones de grano guardado en los graneros egipcios para las vacas flacas?

Sólo cabe responder con el qui prodest? ¿A quién beneficia que cinco Entidades españolas suspendan el improbable escenario convenientemente estresado? ¿Por qué ese escenario estresa las situaciones que le vienen mal a España y no estresa el riesgo soberano que le viene mal a Alemania por sus posiciones en deuda griega, irlandesa y portuguesa? ¿A quién le viene bien que nuestros diferenciales con ellos sigan disparados, que nadie mire hacia sus bancos podridos y capitalizados con hasta 10 veces el dinero público puesto (prestado) por el Tesoro Español?

Y, sobre todo, ¿quien osa ofender a Dios? Babilonia, siempre Babilonia.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Escribe tu dirección de correo electrónico para suscribirte a este blog, y recibir notificaciones de nuevos mensajes por correo.

Únete a otros 4.050 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: