Desmanagement

Bin Laden: Hipótesis de marketing

Posted on: 15 mayo 2011

Por Francisco Álvarez Cano (@falvarezcano). Publicada en Eurity.

Usāma bin Muhammad bin `Awad bin Lādin (en árabe: أسامة بن محمد بن عوض بن لادن, ʾ), fundador y lider del grupo terrorista Al Qaeda (en español: la Red), presunto responsable de los atentados masivos del 7-A en Nairobi y en Dar es-Salam, del 12-O en Bali, del 11-S en Nueva York y Washington, del 16-M en Casablanca, del 1-F en Erbil, del 11-M en Madrid, del 24-J en Mosul y Baaquba, del 7-J en Londres, y de otros muchos con menos víctimas, ha muerto en su vivienda de Pakistan a manos de las fuerzas especiales norteamericanas, según anunció el pasado 2 de mayo el Presidente de los Estados Unidos, Barack Obama.

La ejecución responde a una acción operativa realizada por orden directa del Presidente de los Estados Unidos y lleva aparejados tres elementos de gestión interesantes:

  • Sobre la fecha: coincidencia con dos aniversarios de carácter simbólico y con dos contextos de alcance político. Los dos aniversarios son:
  • el proceso de beatificación de Juan Pablo II, el penúltimo Papa
  • y el suicidio de Hitler en su bunker de Berlín,

y los dos contextos son:

  • las revueltas en los países árabes (Túnez, Egipto, Siria, Marruecos, etc).
  • y la devaluación de la imagen del Presidente Obama entre los ciudadanos americanos
  • Sobre la naturaleza: Las fuerzas especiales tenían orden de matar, esto es, dispararon a matar, no pretendieron en ningún momento detener a Bin Laden. Al parecer, en esa decisión, aparentemente, o no se tuvo en cuenta o se minusvaloró la alternativa (la detención del terrorista) con dos posibles objetos:
  • el interrogatorio, con o sin tortura física, para extraer información sobre el presente (localización de otros terroristas), el futuro (planes de próximos atentados de Al Qaeda), o sobre el pasado (reconocimiento público de atentados cometidos)
  • el juicio, con o sin condena a muerte posterior, con o sin orquestación mediática o televisiva, pero en cualquier caso emblema del Estado de Derecho y símbolo de la principal diferencia entre demócratas y antidemócratas.
  • Sobre el cadáver: Aparentemente, de nuevo, en la decisión de echar al mar el cadáver de Bin Laden, unida a la de no difundir públicamente fotografías u otras pruebas de su muerte, o no se tuvo en cuenta o se minusvaloró la doble alternativa (trasladar el cadáver con o sin vejación pública, con o sin juicio post mortem, a los Estados Unidos, por un lado; y mostrar en televisión y en Internet, filtrado o asumiendo la oficialidad de la fuente, la foto o el vídeo que al parecer se realizó).

Las decisiones quedan ahí, frente a su alternativa, y probablemente por haberse tomado ésas, y no otras, dan lugar a formular alternativa a la hipótesis oficial, que dejaremos a la mente del lector, a quien ofrecemos tres pistas:

  • No se le detuvo porque no se le mató (es decir, está vivo, o libre o en manos de los servicios de Inteligencia americanos, que deben estar haciéndole mil perrerías, o incluso mostrándole las noticias de su muerte en un interesante proceso de deshumanización, muy útil en las tácticas torturadoras), o porque se le había matado antes(esto daría relieve al asunto de la elección de la fecha)
  • No se le enseña muerto porque no se le mató (vuelta a la Hipotesis 1), o porque se le mató y no convieneextender la certeza de su muerte para que el imaginario colectivo nunca llegue a estar completamente seguro del deceso (como hizo la propaganda soviética con las pruebas del suicidio de Hitler), y así tolere seguir tensionando el Estado de Derecho en pro de la seguridad nacional (Guantánamo, entradas militares en otras jurisdicciones o guerras contra el terror).
  • Estados Unidos ha tomado la decisión correcta y ha dicho toda la verdad en cuanto a ella. Aquí cabría preguntarse el por qué del cuándo (apunta maneras el contexto de merma de popularidad de Obama y revueltas en los países árabes no teocráticos con riesgo de que los talibanes tomaran las riendas de esos países), y el por qué de las decisiones controvertidas (aquí cabría creer a los americanos respecto a no exaltar los ánimos mostrando el cadáver y no enterrarle para no convertir su tumba en una procesión de fieles).

O no…

Anuncios

1 Response to "Bin Laden: Hipótesis de marketing"

[…] Bin Laden: Hipótesis de marketing desmanagement.wordpress.com/2011/05/15/bin-laden-hipotesi…  por Francisco_Alvarez hace 2 segundos […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Escribe tu dirección de correo electrónico para suscribirte a este blog, y recibir notificaciones de nuevos mensajes por correo.

Únete a otros 4.050 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: