Desmanagement

Movistar, el gigante con los pies de barro y las manos largas

Posted on: 30 abril 2011

 

No me extraña que Telefónica/Movistar sea conocida por muchos como Timofónica. Es una pena que una compañía española que ha triunfado por el mundo se olvide de lo más básico: atender a sus clientes y a sus trabajadores. Eso sí, con sus directivos se porta la mar de bien. Parece mentira que en estos tiempos de tribulación en los que a muchos se les llena la boca al hablar de reputación y responsabilidad social corporativa, una compañía que pretende ser ejemplo de muchas cosas trate a sus clientes a patadas y, no sólo eso, les robe su tiempo y les haga perder mucho dinero cuando quieren cambiarse de compañía o darse de baja, precisamente por su mal servicio.

Contaré mi caso particular. Recientemente me cambie de casa y solicité el cambio de domicilio y la instalación de los mismos servicios (telefonía fija, internet e Imagenio) en mi nueva ubicación. Me dijeron, primero,  que en menos de una semana se pondrían en contacto conmigo, al no ponerse en contacto y puesto que me corría prisa volví a llamar. Me dijeron que no constaba la solicitud y que tardarían unos 15 días en hacer el traslado. Pasaron los quince días y otros 15 y seguía sin servicio. Mi paciencia se acabó cuando me llegó la factura. Lejos de compensarme el estar más de un mes sin servicio me habían subido sin avisar el precio de la oferta que tenía por el Trio. Llamé indignado y me dijeron que en los próximos días me llamarían con una solución. No lo hicieron y harto e indignado llamé para pedir la baja inmediata de todos los servicios. Ahora sí, que me hacían ofertas, me pedían disculpas, etc. Pero mi paciencia se había acabado y llegué hasta el final con la baja…o al menos eso creí. Esto fue en marzo.

En el mes de abril me llega otra factura de 89,59 € eso sí, a los pocos días me llegó un abono de 50,81 €. La realidad es que me seguían cobrando un servicio que desde enero no estaba recibiendo. Pero  el proceso kafkiano no ha terminado -como dice una gran letra de Extremoduro “a un hubo más, menuda pesadilla- después de devolver el recibo me ha llegado esta semana una carta reclamándome el cobro y una nueva factura de unos 20 € en conceptos confusos e ininteligibles.

Como guinda a este insufrible pastel, tengo que estar atento a que esta maravillosa compañía concierte conmigo la recogida de los aparatos que el usuario ya ha pagado con creces, como el codificador, por el cual he pagado 6 € mensuales en concepto de alquiler durante los tres años que he tenido el servicio.  Hoy mismo he vuelto a llamar y después de esperar más de 20 minutos con la dichosa cancioncilla he decido colgar desesperado.

¿Es ese el respeto que se merecen sus clientes? ¿Hasta cuándo van a seguir abusando de nuestra paciencia? Lo peor es que la competencia no es mucho mejor, no obstante estas compañías son las que más quejas generan entre los usuarios. No se han dado cuenta que en los tiempos de la Web 2.0 los usuarios tenemos cosas qué decir y podemos compartir con cierta potencia nuestros mensajes a través de las redes sociales. Los gigantes tienen los pies de barro y en Telefónica/Movistar la tierra les empieza a temblar, a todos menos a sus altos directivos/desmanagers que son los que se llevan la pasta gansa.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Escribe tu dirección de correo electrónico para suscribirte a este blog, y recibir notificaciones de nuevos mensajes por correo.

Únete a otros 4.050 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: