Desmanagement

Entrevista con el vampiro

Posted on: 3 agosto 2009

(Richard, desde realización) 5, 4, 3, 2, 1… en el aire, Tom

(Tom) Buenas tardes, un cálido saludo desde TV Empresas, patrocinado por el Gurus Consortium. Hoy tenemos con nosotros el placer de entrevistar a uno de los más brillantes empresarios de nuestra era, el señor Bernardo Conde. Sr Conde…

(Bernardo) Por  favor, Tom,  llámame Bernardo

(Tom) Está bien, Bernardo. Este simple hecho me lleva a hablar de lo importante que es para empleados, proveedores, periodistas, etc,  que un directivo sea accesible, cercano. Usted, por lo que veo en el trato personal, lo es, y mucho.

(Nancy, becaria de Tom, le pasa una nota en el lateral del teleprompter al presentador, que dice: Seis meses para conseguir la entrevista, tres secretarias, el teléfono  de su primera secretaria siempre comunicando…, accesible, lo que se dice accesible…“)

(Bernardo) Mira Tom, esa pregunta me parece de mucho interés. Yo siempre digo: Hay que estar ahí. Para cualquiera, la puerta de mi despacho, mi teléfono, yo mismo, siempre estaré ahí. Es uno de los secretos de la gestión exitosa: ser tan cercano como un hermano.

(Tom) Tan cercano como un hermano, sí señor. ¿Cuándo fue su última comida  con el último de sus empleados?

(Nota de Nancy) Le llaman “el ogro”. No felicita ni las fiestas. Según el recepcionista de la empresa, jamás ha desayunado, comido o tomado una cerveza con nadie allí. Sube en su ascensor privado y sólo habla con su primera secretaria o con los del Comité de Dirección.

(Bernardo) Ayer mismo comí con el recepcionista y su mujer. Mira Tom, yo empecé de botones en la firma. Sé lo que es trabajar peldaño a peldaño, luchar por la empresa desde abajo del todo… Eso le comentaba ayer en su casa a Luisón y a su encantadora esposa Marta, que se quedaron sorprendidos (…)

(Nancy: El recepcionista se llama Javier. No sabemos el nombre de su mujer)

(…) Verás, Tom, nunca hay que hacer de menos a un empleado, pues puede ser vital en tu marca. Un empleado descontento, quizás ese becario tuyo de Ciencias de la Información, al que gritaste ese día, puede estar delante cualquier día de ese cliente tan importante. Y entonces, ¿qué? Si es un empleado feliz, bien pagado (…)

(Nancy: El sueldo medio sin contar el de los directivos en Corporación Bernardo es de 670 euros, apenas superior al Salario Mínimo Interprofesional)

(…) pues seguro que trata al cliente fenomenal, como tu director de Marketing, igual, con una sonrisa, una atención inmediata, un saber hacer envidiable de su oficio. Pero, ay si le tratas mal, compañero.

(Tom) Puedo asegurarte que mis becarios son tratados de forma excelente, Bernardo.  Pero estamos hablando de tu personalidad como gestor. ¿Cuáles son los grandes valores que imprimen tu sello como líder de uno de los mayores grupos industriales del país?

(Bernardo) Sin duda, la apuesta por el capital humano, por la gente, que es el principal de nuestros activos. La formación es vital, y debe correr a cargo de la empresa pues sus dividendos son capitalizados por la empresa (…)

(Nancy: Presupuesto en formación de Corporación Bernardo en 2009: 112.200 euros subvencionados por el Gobierno, invertidos en un curso de golf  en Murcia para el equipo directivo)

(Bernardo) (…) Después de la gente, hay que cuidar ese universo mundo que es la Responsabilidad Social Corporativa. Verás, desde la empresa debemos mimar a la sociedad, porque somos en función que estamos inmersos en ese mundo maravilloso, pero a veces injusto, que es el nuestro. Nuestra empresa apuesta casi la mitad de sus beneficios en dotar ayudas benéficas a los más desfavorecidos (…)

(Nancy: Presupuesto en obras benéficas de la Fundación Bernardo Conde en 2009: 375.645 euros, el 70% para becas en la Escuela de Equitación Conde, propiedad de  Patricia Conde, hija de Bernardo

(Bernardo) (…) También hay que cuidar a los proveedores, los sindicatos, y también, al cliente, porque el cliente es nuestro tesoro. Yo siempre digo: el último duro, si es con mi cliente, que lo gane otro. ¡Que lo gane otro, Tom! Yo, si puedo ahorrarle un euro al cliente, aunque perjudique mi cuenta de resultados, lo voy a hacer. Por eso, el cliente me recompensa con su fidelidad a prueba de bombas.

(Nancy: Corporación Bernardo cobra un 23% más que su competencia de comisiones. Tiene tres demandas de la OCU por fraude continuado a sus clientes, particularmente una por estafar presuntamente a los de mayor edad

(Tom) Me gustaría saber, por parte de un gran directivo ejemplar como tú,  qué opinión te suscitan los desmanagers, esa raza de directivos arribistas, desconsiderados, obsesionados con la rentabilidad, que se olvidan de sus clientes, maltratan y ningunean a sus empleados, y se han hecho tristemente famosos por las críticas que suscitan en Internet

(Bernardo) Permíteme Tom, que aquí rompa una pequeña lanza a favor de no criticar a mis colegas, directivos de empresas, que son al final los que sostienen el País. Yo mismo he sido objeto de críticas en algunos mal llamados foros de Internet (yo diría rumorología), y como ves, no tengo nada que ocultar. Yo no creo que existan más “desmanagers”, ya que los llamas así, que los que llevan a la ruina a las empresas. Un indicador del management sería perfectamente el EBITDA, los beneficios.

(Tom) Entonces, ¿el objetivo de una empresa es meramente sacar beneficios, pese a quien pese?

(Bernardo) Pues sí, señor. El más importante, desde luego.

(Tom) Pero entonces, ¿dónde quedan tus palabras sobre la responsabilidad social, y los empleados, como Luisón, y los clientes?

(Richard, productor ejecutivo de le pasa una nota en el lateral del teleprompter al presentador, que dice: “Corporación Bernardo es uno de los principales anunciantes de TV Empresas y pertenece al Gurus Consortium, mucho cuidadito con tocarle los cojones en directo a su Presidente”)

(Bernardo) Todo en su justa medida, Tom. Tú también tendrás becarios…

(Tom) Ya te he dicho, querido Bernardo, que no hemos venido aquí a hablar de mí ni de mis becarios, y…

(Bernardo) Comprenderás, querido Tom, que es mi derecho hablar sobre lo que me salga de las narices, y si quiero hablar de tus becarios, pues hablo de tus becarios, que seguro que no les pagas ni para el bocata, ¿verdad?

(Tom) Bernardo, señor Conde…

(Bernardo) No, a veces es bueno que el periodista, que los periodistas, amigo Tom, paséis por ese trance ante vuestras audiencias, ¿no? ¿Cuánto le pagas, dime, a esos becarios que tanto defiendes?

(Tom) Yo no defiendo a nadie, señor Conde, y no soy el entrevistado, le recuerdo. El entrevistado es usted. Así que, por favor, dígame (…)

(Richard, en el teleprompter: Frena, Tom, que te juegas el puesto)

(Tom) Dígame, señor Conde, ¿cuántas secretarias tiene usted?

(Bernardo) Pues no sé a qué viene el dato, pero, si lo quieres saber, querido Tom, tengo tres.

(Tom) ¿Y es cierto que para localizarle, es preciso hablar con las tres y que la primera siempre comunica? Es al menos lo que han tenido que hacer mis becarios para conseguir la entrevista…

(Bernardo) Será un error, Tom, ya te he dicho que soy accesible al máximo.

(Tom) Sí, señor Conde, sí. “Hay que estar ahí”, ése es su lema. “Ser tan cercano como un hermano”, ¿no es así?

(Bernardo) Claro, Tom, ése es el lema.

(Tom) ¿Y siendo tan cercano, por qué le llaman “el Ogro”?

(Bernardo) No te entiendo, Tom.

(Tom) “El Ogro” Su recepcionista, que por cierto se llama Javier, y no Luisón, no ha comido con usted en su vida, ¿verdad? ¿No es cierto que paga el salario mínimo a sus empleados? ¿No lo es que el presupuesto de formación de su Corporación lo dedica al golf para sus directivos? ¿No es acaso cierto que su beneficencia es para con la empresa de su hija? ¿No lo es que estafa a los viejecitos que son sus clientes? 

(Bernardo) Mira, Tom, no te voy a consentir, no te voy a consentir esas faltas de respeto. Ya te puedes ir despidiendo del pr…

(Richard mete un corte de anuncios repentino en antena. En la pantalla, los encorbatados managers del Gurus Consortium, el lobby de directivos más admirado  del mundo, sonríen al telespectador. Entre ellos, Conde sonríe como nadie. Youtube, mientras, echa humo con Empresas TV. Ya sale la historia hasta en el blog del desmanagement. Una empleada despechada del departamento de prensa de Corporación Bernardo, que actualmente trabaja, también como becaria, en la televisión, y que cobra 670 euros, de nombre Nancy, presentará el programa la semana que viene. Un programa que el ya no contará ni con su rutilante presentador Tom, ni con el patrocinio del Consortium, donde ya no cabrá por su recién nacida mala fama el ex-jefe de Nancy, señor Bernardo Conde, quien no hizo caso, como tampoco Tom, a su propio consejo respecto a no dejar atrás empleados descontentos.)

Anuncios

1 Response to "Entrevista con el vampiro"

Magnifico relato, sr Alvarez.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Escribe tu dirección de correo electrónico para suscribirte a este blog, y recibir notificaciones de nuevos mensajes por correo.

Únete a otros 4.050 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: